GALERÍA TAVIRA. Bilbao. Mayo-junio, 2003

Bacanal Cromática

A través de un hilo conductor color - materia, el conjunto de la obra expuesta queda unificado sugiriendo al espectador una sensación que da origen al título que encabeza este texto.

Para poder apresar las múltiples facetas de las flores y, de esta forma, captar su esencia natural, Ramírez ha creado una serie formada por una docena de lienzos que exploran las distintas disposiciones pictóricas sugeridas por las figuras y los colores inundados de luz. Son imágenes plasmadas de manera exquisita, con realismo y fina percepción para el detalle, que en algunos casos, como en el lienzo de las ramas semidesnudas sobre fondo rojo, su delicada sensibilidad oriental hace dudar del objeto presentado. Como en su anterior época informalista, Ramírez manipula el color y la forma hasta introducir cierto grado de emoción subjetiva y eso es fundamental en su creación, porque la pintura figurativa no es buena pintura sino es buena en el sentido abstracto. Una planta o una flor no pueden dar lugar a un buen cuagro simplemente por ser una planta o una flor. Son las líneas y los colores conjuntados de manera que digan algo, la verdadera base de la pintura.

Si algo ha caracterizado a este artista vasco es su actitud de independencia frente a las tendencias cambiantes del arte. Esta exposición es la mejor muestra de ello, ha sabido combinar el lenguaje del arte moderno con la pintura de género, dando lugar a una personalidad artística absolutamente singular

Rafael Soldevilla - Crítico de Arte

flecha
HOME NATURALEZA FIGURAS CONTACTO EXPOSICIONES