EXPOSICIÓN GALERÍA MONDRIAN. Almuñécar, Granada. Abril 2004

Gotas de cianuro sobre lienzos

Uno nunca sabe si escuchar a los enamorados. Tampoco si es bueno pararse mucho delante de la obra de un pintor seducido por las sombras y los claros de una tapia. Aún y eso nos seduce el discurso delirante del enamorado que se inventa el amor y en la apariencia amable de la tapia nos fascina descubrir la transgresión de trazos que oculta el derrame exhuberante de la vegetación que la invade. Lo primero ocurre con los benditos amantes ingenuos; lo segundo con los artistas cuya personalidad es incontenible.

Alberto, en estas amables piezas, sólo en apariencia, ha conseguido una extraña ecuación que podríamos denominar la pintura policíaca; pues que tras, ya digo, las luces y sombras de un dulce día, persiste un rasgo inquietante como el primer sopor que procura la pócima que una mano diestra y distinguida nos sirve en la retina.

Javier Celorrio - Periodista

flecha
HOME NATURALEZA FIGURAS CONTACTO EXPOSICIONES